Psicoterapia - Desarrollo del Bienestar - Relaciones Humanas

Creemos en las personas y en su capacidad para protagonizar y gestionar sus propios cambios

Artículos (+)

A los hombres hay que mirarlos... para poder apreciarlos

Después de muchísimo tiempo intentando "comprender" como funcionaban, que tipo de "personas" son, que les mueve, que piensan, si sienten o no sienten y que pasaba que cuando hablaba con mis compañeras, resulta que el discurso entre nosotras es muy parecido.. 

Hasta que un día y sin querer, y cuando empezábamos a entrar en otro discurso de los ya tan conocidos., de pronto me doy cuenta que realmente lo que a mi me ha pasado es que no los he mirado!!!, Si, si no los he mirado, sino que les he colocado el traje que quería según las circunstancias. Estoy hablando de las relaciones con los hombres en los que se intenta profundizar en un orden más íntimo de la relación, en las que la proyección del propio deseo se pone en marcha, en las que una ya le ha dado un "papel" que espera que lo haga a la perfección, sin ni siquiera saber si es realmente la persona para la película y mucho menos saber si realmente la persona está dispuesta a aceptar el papel. 

Por lo que Uf!!! realmente ha sido impactante, darme realmente cuenta que no se trata de ellos, que se trata de una misma.. 

Los caminos del darse cuenta son inmensos, para mí el viajar a la India, fué quitar el tapón a la botella y darme cuenta que la fuerza femenina resurge de algo muy profundo de una misma, algo que sale de cada uno de los poros de la piel, que no tiene que ver con que el otro me de permiso, sino con que yo me lo permita y me responsabilice de ello. Eso me permitió cambiar el foco de atención tanto en el otro y acercar el foco hacia mi misma como forma de por unos momentos "dejar al otro tranquilo". Ver a las mujeres de la India, fue como redescubrir aquello que ya estaba pidiendo salida, que mi fuerza tiene que ver conmigo, con algo que sale de la parte más profunda de mi misma y que lo que hago con ello es únicamente mi responsabilidad (mira que me gusta últimamente la palabra responsabilidad, jajaja, como que me da fuerza). 

Que lo de las comparaciones, si nos paramos a observar son semillas para el conflicto.. 

Como dice Osho la vida hay que tomársela con calma. Que las diferencias no son contradictorias. Pueden ayudarse mutuamente y realzarse inmensamente. 

Que la mujer tiene que buscar en su propia alma su propio potencial y desarrollarlo, y tendrá así un hermoso futuro. El hombre y la mujer no son iguales ni desiguales, son únicos. Y el encuentro de dos seres únicos trae algo milagroso a la existencia. 

A los hombres hay que mirarlos, para poder apreciarlos. 

 

Patrícia