Psicoterapia - Desarrollo del Bienestar - Relaciones Humanas

Creemos en las personas y en su capacidad para protagonizar y gestionar sus propios cambios

Artículos (+)

Acerca de la escucha

¿Podrías escucharme? 

Cuando pido que me escuches y empiezas a darme consejos, no haces lo que te pedí. 

Cuando pido que me escuches y empiezas a decirme el porque yo no debería sentir de esta forma, tú estas metiéndote con mis sentimientos. 

Cuando pido que me escuches y tu sientes que tienes que hacer algo para solucionar mi problema, tú me estas fallando, por extraño que te parezca. 

Escúchame! Lo que yo te he pedido es solo que me escuches, no tienes que hablarme, ni hacer nada. Sólo escúchame. 

Dar consejos es barato, lo consigues en cualquier programa de radio o TV. Yo lo puedo hacer por mi mismo. Yo no soy un inútil. Quizás estoy desanimado o cansado, pero no soy incapaz. 

Cuando tú haces algo por mi que yo puedo hacer por mi mismo, tú estas contribuyendo a mi sensación de miedo y de no estar bien. 

Pero cuando tú puedes aceptar el simple hecho de que yo sienta lo que sienta no importa lo irracional que fuera, entonces yo puedo parar de querer convencerte y usar mi energía para explorar lo que hay detrás de mis emociones. 

Cuando esto está claro las respuestas son obvias y yo no necesito consejo. 

Los sentimientos irracionales tienen sentido, cuando entendemos lo que hay detrás. 

A lo mejor es por esto que las oraciones a Dios funcionan, pues Dios es mudo y no trata de dar consejos o arreglar situaciones. 

El simplemente escucha y te deja hacer tu trabajo solo. 

Por lo tanto, por favor, solo escúchame. 

Y si quieres hablarme, espera un minuto a tu turno y yo te voy a escuchar. 

Fuente: Anónimo