Psicoterapia - Desarrollo del Bienestar - Relaciones Humanas

Creemos en las personas y en su capacidad para protagonizar y gestionar sus propios cambios

Artículos(+)

¿Cómo podemos proteger a nuestros hijos sin caer en la SOBREPROTECCIÓN?

En ocasiones, creemos que proteger a nuestros hijos de cualquier cosa en cualquier circunstancia es lo que se debe hacer. De hecho, de entrada, es lo que todo padre y madre haría. Pues bien, aunque la protección paternal no es negativa, un exceso de control y supervisión sí que lo puede ser. 

Algunos estudios aseguran que los hijos de padres sobreprotectores desarrollan menos competencias emocionales, son más inseguros y a la larga más infelices. Por otro lado, el hecho de asumir todas las responsabilidades del niño/a, resolviéndoles todos los problemas y no dejándolos hacer cosas para las cuales están preparados, genera la pérdida de autonomía del niño. 

Algunas estrategias que nos pueden ayudar a gestionar mejor este aspecto pueden ser: 

1. No ocultar ni apartarlos de los problemas que se podrán encontrar a lo largo de su vida.  

2. Dejar que se enfrenten a las dificultades con el objetivo que puedan desarrollar habilidades en la resolución de conflictos.  

3. Favorecer que piensen por sí mismos. 

4. No ofrecerles todo aquello que pidan ni intentar cubrir sus necesidades antes que se manifiesten.  

5. Ofrecerles apoyo y confianza. 

6. Tratarles de acuerdo a su edad y nivel madurativo. 

De este modo el niño/a devendrá una persona más responsable, capaz de tomar sus propias decisiones y más tolerante a la frustración. Sobreproteger es entonces, a la larga, desproteger a nuestros hijos. 

Marta Pérez Ordóñez