Psicoterapia - Desarrollo del Bienestar - Relaciones Humanas

Creemos en las personas y en su capacidad para protagonizar y gestionar sus propios cambios

Artículos (+)

Conciencia de la red familiar

En el libro "Reconocer lo que es", Bert Hellinger (Terapeuta sistémico y familiar - constelaciones familiares) responde a lo que el reconoce como "conciencia de la red familiar".

El diceque es obvio que existe una conciencia de grupo. Al grupo en el que dicha conciencia actúa pertenecen los hijos, los padres, los abuelos, los hermanos de los padres, y todos los que hicieron sitio, por ejemplo, cónyuges o novios anteriores de los padres.

Ahora bien, si uno de éstos sufrió una injusticia, en el grupo surge la necesidad irresistible de compensación. Es decir, la injusticia ocurrida en generaciones anteriores, más tarde es representada y sufrida nuevamente por otra persona para que, por fin, se arregle. Se trata, por así decirlo, de una compulsión iterativa sistémica. 
Sin embargo, tales repeticiones nunca arreglan nada. Aquéllos que tienen que asumir el destino de un excluido son obligados injustamente por la conciencia de grupo, ya que ellos son absolutamente inocentes. Aquéllos, en cambio, que realmente se hicieron culpables, por ejemplo por dar o excluir a un miembro de la familia, quizás se encuentren bien a pesar de todo. 

La conciencia de grupo, por tanto, no conoce la justicia para los descendientes, sino únicamente para los antepasados. Obviamente, este hecho tiene que ver con un orden fundamental en todo sistema familiar, orden que rige por la siguiente ley: Quien una vez pertenece al sistema, tiene el mismo derecho de pertenencia que todos los demás. Algunos, sin embargo, condenando o excluyendo a otro miembro del sistema, dicen: "Tú tienes menos derecho de formar parte que yo". Está es una injusticia que será expiada a través de la implicación, sin que los afectados mismos lo sepan. 

Bert Hellinger- Libro Reconocer lo que es