Psicoterapia - Desarrollo del Bienestar - Relaciones Humanas

Creemos en las personas y en su capacidad para protagonizar y gestionar sus propios cambios


Artículos(+) 

LOS PILARES SE TAMBALEAN: Cerrar los ojos y besar al sapo o abrir los ojos y releer la historia.

 

Hoy más que nunca hay que echar mano de la memoria de nuestros mayores. Hay algo que nos hemos dejado por el camino y tenemos que volver a buscar. Sí entendieron bien, hay que ir al pasado. Aunque estemos cansados de que nos digan que el pasado hay que dejarlo, que tienes que olvidar, es mentira. De nuevo, miente quién utiliza ese discurso. Los que te dicen que olvides, lo único que buscan son marionetas que sin historia, sin memoria se avengan a acatar los mandatos de otros. Sí alguien te dice que no mires atrás, algo tiene que ocultar o algún miedo le acecha.  

 

 

No podemos dejar el pasado, porque nosotros en nuestro presente actual, somos fruto de ese pasado. El pasado convive con nosotros en un presente que ha huido tapándose los ojos para no ver, los oídos para no escuchar y la nariz para no oler. Quisimos salir de puntillas del pasado, sin hacer ruido y ahora las imágenes son insufribles, los sonidos ensordecedores y los olores nauseabundos. 

Ya no se sostienen los pilares que hasta este momento soportaban todas las incoherencias, hipocresías, falsedades, fingimientos, disimulos, que nos han metido por delante y por atrás. Los reyes y las princesas han dejado de ser de cuento. Y muchos de nuestros gobernantes se han descubierto como simples truhanes.

Estamos faltos de reconocimiento, valoración y afecto y nos vendemos por unas cuantas monedas (que pronto las dejamos y que poco reconocimiento les hicimos) al mejor postor, aquel que nos diga que tenemos que pensar poco, cuestionar menos y bajar los brazos. Aquel que se hace amo y señor de nuestro miedo y lo esparce según sus intereses. 

Hoy hay que volver a revisar la historia personal de cada uno para ver que valores olvidamos o no preguntamos de nuestros ancestros, de nuestros abuelos. Hoy toca asignatura de historia, de lo contrario nos convertiremos en meros títeres movidos a voluntad por otros en su propia obra de teatro. Hoy toca mirar atrás. Mirar que atajo cogimos creyéndonos más listos que todos, y darnos cuenta que nos han llevado a un laberinto con trampa, una caja de Skinner diseñada con una sola salida que nos lleva a doparnos con tantas noticias de cloaca que nos dejan aletargados esperando el beso del príncipe o la princesa que nos saque de este mal sueño. No existen los príncipes, ni las princesas.

No es un sueño, es una realidad que hemos creado entre todos. Despertar del sueño puede resultar doloroso. Cierto. Cerrar los ojos y besar al sapo es una opción. Otra, consiste en conocer, aprender y reescribir nuestra vida. Es un arduo trabajo. Cierto.

 

 

 

Patrícia Ordóñez Chica