Psicoterapia - Desarrollo del Bienestar - Relaciones Humanas

Creemos en las personas y en su capacidad para protagonizar y gestionar sus propios cambios


Artículos (+)

El futuro no está en generaciones futuras, esta en las de ahora, en las anteriores 

Ahora que estamos a punto de acabar el año y vislumbramos el nuevo cambio de número empezamos a hacer la lista de los muchos propósitos de lo que queremos que ocurra, que queremos que no ocurra, que vamos a hacer de diferente, que deseamos que siga como hasta ahora... y también sabemos que en muchas ocasiones se quedarán solo en propósitos y que sin darnos cuenta se quedarán enredados en los días pasados. 

"Simplemente mirando como es lo anterior, como es lo presente, podemos darnos cuenta hacia donde va lo futuro"

El futuro es el fruto de lo que en el presente se va gestando y de lo que en el pasado fue concebido. 

A nivel individual daría a pensar que la mirada va desde atrás hacia adelante, que conforme uno ha ido resolviendo lo del pasado y encarándolo en el presente pude girar la vista al frente y mirar el horizonte que tiene que ver con el futuro.
También curiosamente o no, cuando uno va encarando el presente ya no necesita mirar tanto el "horizonte" pues se da cuenta de que es en ese momento donde se da la existencia es en el aquí y ahora y que de ahí surge la confianza, una confianza que abarca la vida misma.

Eso mismo ocurre con las generaciones, cada generación da lugar a la siguiente, y de esa misma manera lo ocurrido en la anterior producirá que la siguiente lo encare, y la forma de hacerlo (el qué y el cómo), será el legado para la siguiente generación... y así sucesivamente.

Claro que eso significa mirar de donde venimos, hacernos cargo y responsabilizarnos de nuestro lugar en la cadena, darnos cuenta también que somos un eslabón más en la larga línea de donde procedemos, que posiblemente tengamos que asumir que somos una pequeñita parte, que no lo sostenemos solos, que eso posiblemente nos hace más vulnerables, pues dependemos... pero también nos hace más fuertes sabiendo que formamos parte de algo más grande, de aquellos que hubieron antes que nosotros.
Que nuestro nombre se perderá así como se perdieron los de nuestros antepasados en nuestra memoria, pero no así la obra... 

Si tomamos esa forma de mirar nos podemos dar cuenta que como todo en la vida, la mirada también tiene su polaridad, una mirada superficial, lo más inmediata y una mirada más profunda.

Esto nos puede ayudar en el día a día a ampliar nuestra mirada, nuestro mapa de la realidad. 
Un ejemplo: ante un conflicto con alguien (hijos, pareja, compañeros de trabajo, jefe...) estará bien poder mirar que además de lo que la dinámica que forma parte de la mirada inmediata, algo así como... no me entiende, o no hace lo que yo quiero, o no me presta atención, no estudia, tema de drogas, etc. hay también una mirada más profunda que nos podría llevar a verla con una pregunta, ¿qué intención positiva tiene ese comportamiento? la famosa IP para mí tan significativa, la dirección de la intención, la que marca el punto de partido de comportamientos que no entendemos y que en la mirada inmediata a todas luces, nos saca normalmente de nuestras casillas. 

Ahí a lo mejor nos podríamos dar cuenta que muchas veces mantener el conflicto es 

  • una forma de no desligarme de esa persona...,
  • también podría ser una forma de mantener la atención sobre mí para que mis padres no se separen...,
  • también una forma de decir estoy aquí mírenme...,
  • también una forma de lealtad hacia nuestros padres, pues si ellos no fueron felices, yo no me lo permito tampoco...,
  • no hay autoridad, no esta presente y para ello rebaso todos los límites incluso el de no proteger mi propia vida como forma de llamar la atención...,


...como podemos ver todas ellas tienen una intención positiva en el fondo.

Para terminar, me gustaría hacer alusión a lo que se dice en la jerga laboral, empresarial... que quien tiene la información es el que más posibilidades tiene y juega con mayor ventaja en el mundo de los negocios.

¿Podríamos decir entonces que quien tiene más información de su familia de origen, padres, tíos, abuelos…de si mismo, tiene mayor ventaja en manejarse en su vida?

Gracias.