Psicoterapia - Desarrollo del Bienestar - Relaciones Humanas

Creemos en las personas y en su capacidad para protagonizar y gestionar sus propios cambios

Artículos (+)

¿Para conservar hay que arriesgar? Negociar con nuestros miedos. 

La terapia es uno de los caminos a tomar en la búsqueda de darle sentido a lo que nos ocurre..., a los que nos inquieta..., en la búsqueda de piezas de puzzles que faciliten completar experiencias que quedaron pendientes, que no fueron transitadas. 

Son esos "puzzles pendientes" que no nos permiten pasar a nuevas experiencias. en muchas ocasiones, ante esto, intentamos coger piezas de los que no están completados (puzzle con los padres, con las emociones, con las sensaciones...) para montar otro (puzzle con con la pareja, los hijos, el trabajo..), y así nos decimos... "no necesito... no os necesito... yo si que puedo.. no lo hicisteis bien..., o bien pasamos a decirnos ... sin ti, no soy nada... yo tengo la cula de todo..., todo lo hago mal, " e intentamos que la pieza encaje si o si..., pero que suele suceder... o bien salta el puzzle al querer meter una pieza que no es,... o bien nos cargamos la pieza al apretar tano para encajarla... o bien guardamos el puzzle y esperamos a ver quien va a venir a traernos esa pieza... 

En ese camino..., uno se va dando cuenta, que la mano que busca y coloca las piezas es una mano que en su movimiento descubre y muestra cuan ávida, sedienta, esta de amor. Victor Frankl en su libro "el sentido de la vida" lo explica haciendo una reflexión de su experiencia cuando estuvo en el campo de concentración: 

"…La verdad de que el amor es la meta última y más alta a la que puede aspirar el hombre… la salvación del hombre está en el amor y a través del amor. Comprendí como el hombre, desposeído de todo en este mundo, todavía puede conocer la felicidad – aunque sea sólo momentáneamente – si contempla al ser querido…" 

… El hombre tiene que elegir; pero, además, en los últimos tiempos de su transcurrir, el hombre ha sufrido otra pérdida: las tradiciones que habían servido de contrafuerte a su conducta se están diluyendo a pasos agigantados. Carece, pues, de un instinto que le diga lo que ha de hacer, y no tiene ya tradiciones que le indique lo que ha de hacer; en ocasiones no sabe siguiera que le gustaría hacer. En su lugar, desea hacer lo que otras personas hacen (conformismo) o hace lo que otras personas quieren que haga (totalitarismo)…. (El hombre en busca de sentido - Victor E. Frankl (1905-1997)
 

El amor, los valores, el reconocimiento, podrían mirarse como los pilares o el motor que han movido y mueven al ser humano en la búsqueda de sentido de lo que ocurre, de lo que acontece.vemos como actualmente la persona camina de puntillas, intentando pasar desapercibido y por otro lado reclamando el ser tomado en cuenta. 

Cualquier movimiento profundo es muy sutíl, a veces nos parecen susurros que no van a llegar a nada..., pero conforme uno se va acercando y afinando la escucha..., el sonido que se escucha es alto y claro. 

Gracias.


Patrícia