Psicoterapia - Desarrollo del Bienestar - Relaciones Humanas

Creemos en las personas y en su capacidad para protagonizar y gestionar sus propios cambios

Artículos (+)

Por favor mamá (II)

 

Lo «maternal»: por antonomasia, la mágica autoridad de lo femenino; la sabiduría y la altura espiritual más allá del intelecto; lo bondadoso, protector, sustentador, lo que da crecimiento, fertilidad y alimento; el lugar de la transformación mágica, del renacer; el instinto o impulso que ayuda; lo secreto, escondido, lo tenebroso, el abismo, el mundo de los muertos, lo que devora, seduce y envenena, lo angustioso e inevitable. 
 (G. Jung. Los arquetipos y lo inconsciente colectivo). 

Mi madre es mi único mito. (Manuel Fraga Iribarne).
El porvenir de un hijo siempre es obra de su madre (Napoleón Bonaparte).
Todo lo que soy o espero ser se lo debo a la angelical solicitud de mi madre (Abraham Lincoln).

 

 

El camino hacia la madurez, independencia, libertad del ser humano requiere en su inicio de vida que la familia cubra sus necesidades emocionales básicas – amor, reconocimiento y valoración – con el fin de fomentar y apoyar al individuo a desarrollarse como adulto maduro que reconoce y es capaz de conectar con sus sentimientos, pensamientos y deseos. La familia es el lugar donde aprendemos el camino de la dependencia hacia la independencia. 

Fritz Perls - creador de la terapia gestalt- dijo:"El objetivo de la vida consiste en pasar del respaldo que proporciona el entorno al respaldo que se proporciona uno mismo". Me atrevo a decir que en primer término se trata de pasar del respaldo que proporciona el vínculo con la madre (dependencia) al respaldo que se proporciona uno mismo (independencia). 

 

¿Es el trabajo con el vínculo madre-hij@ lo qué determina que tipo de relaciones vamos a mantener con el resto de personas que cohabitan con nosotros?

 

En tanto en cuanto la madre del directiv@, polític@, empresari@ haya ejercido un poder/control determinante sobre la vida de su hijo, ¿así actuará este como directiv@, polític@, empresari@ tratando de controlar, dominar, dirigir el futuro de sus subordinados?.

 
La madre, una madre, cualquier madre siempre cuenta – aunque no lo sepa, aunque no sea consciente - con una serie de mecanismos de control, dirección, seguimiento con los que nunca contará, más allá del intento, un hombre, un padre. 

 La mano que mece la cuna es la mano que gobierna el mundo (William Ross Wallace) 

Gracias.

 

Patrícia