Psicoterapia - Desarrollo del Bienestar - Relaciones Humanas

Creemos en las personas y en su capacidad para protagonizar y gestionar sus propios cambios

Psicoterapia 

Terapia Pareja

Nos "creamos y re-creamos" en la constante comunicación con el otro, con el entorno, con nosotros mismos... 

Yo soy yo, y tú eres tú.


La estructura general de la comunicación es un contenedor de pensamientos, sensaciones, emociones, ... 

Son los ingredientes básicos que forma parte de la creación de nuestra contenido de información y a su vez establecen las relaciones mente, cuerpo y emociones. la mente a través del lenguaje, el cuerpo a través de las sensaciones, las emociones a través de los sentimientos constantemente provocan demandas y respuestas. 

¿Qué decimos? ¿cómo lo decimos? ¿para qué lo decimos? es lo que establece que tipo comunicación y relación estamos creando, estableciendo. es el lenguaje, verbal y no verbal, el proceso de comunicación a través del cual las personas pensamos, aprendemos, actuamos, organizamos nuestras informaciones internas, obtenemos recursos y nos enfocamos hacia el cambio. 

No podemos no comunicar. nos construimos en la comunicación con el otro y con uno mismo. necesitamos del otro para identificarnos con nosotros mismos. el aprendizaje es una herramienta que utilizamos constantemente (consciente e inconscientemente) para desarrollarnos en la vida y para poder mantenernos en ella. 

En estos momentos el aprendizaje emocional pasa a ser una herramienta valiosa que nos ofrece toda una serie de recursos que facilitan el tránsito de un momento a otro, de una experiencia a otra, integrando y aprendiendo. la historia nos ofrece una imagen de lo que podemos llevar a perder en cuanto a pertenencias materiales y a su vez nos ofrece aquello que empuja el cambio en momentos de pérdida, los valores. 

Los valores que tienen que ver con la identidad de la persona, con aquello que más allá de lo que tienes o no, eres. en el aprendizaje emocional podremos soltar la utopía de querer estar siempre felices..., y podremos vivir con lo que hay, saboreando lo salado, lo dulce, lo amargo, lo agri-dulce... aún teniendo predilección por uno u otro sabor, aprenderemos a saborear y gestionar todos los gustos y disgustos que lleva la vida en su proceder con cada uno.".